Leer jugando, ¡un buen plan para el verano!

  • El verano es un buen momento para hacer diagnóstico y descubrir qué hay más allá del fracaso escolar. El método Glifing ayuda a detectar y combatir la dislexia mediante juegos de ordenador.
  • Una DEMO Glifing, disponible en castellano, catalán y euskera, permite probar el método antes de darse de alta para poder utilizarlo con regularidad y el seguimiento profesional adecuados.

Barcelona, 12 de agosto de 2019. Con la llegada del verano se presenta un largo período en que los niños deben descansar, disfrutar, jugar, y también es conveniente destinar un espacio de su tiempo a realizar determinadas tareas que mantengan activo su intelecto.

En el caso de niños con resultados escolares no muy favorables, quizás es un buen momento para averiguar si hay algo detrás de esta carencia que impide los resultados esperados. Las dificultades lectoras provocan el 80% de los trastornos de aprendizaje y son la causa del 60% de los casos de fracaso escolar. A menudo, cuando se detecta este problema lector, el niño ya experimenta desde hace tiempo un fracaso escolar que le ha llevado a la frustración y al desencanto. El método Glifing permite detectar problemas lectores, a través de un programa de ordenador en formato lúdico, el cual sirve también para tratarlo. Los resultados obtenidos hasta ahora demuestran que el 98% de los niños que han seguido el método Glifing han mejorado la lectura.

El entrenamiento se realiza con un ordenador o tableta, haciendo de la lectura un juego. Dedicando entre 15-20 minutos, durante cuatro sesiones a la semana, el niño trabaja con Glifing su capacidad lectora mientras juega. El programa permite trabajar, además, habilidades cognitivas como la memoria, la atención, así como la comprensión lectora.

Desde hace unos meses, Glifing dispone de un entorno DEMO que permite a las familias ver y probar la plataforma de entrenamiento antes de darse de alta, a fin de entender mejor en qué consiste y cómo funciona. La DEMO ofrece la posibilidad de jugar distintas sesiones de entrenamiento y comprobar así como puede beneficiarle en sus progresos lectores.

La DEMO es una muestra de las más de 3000 sesiones que ofrece Glifing para trabajar la lectura y las habilidades que la rodean. Comienza con una primera evaluación que sitúa al entrenado en su edad lectora y define su perfil lector. Esta es una de las claves de la personalización del camino de aprendizaje, que respetará el punto de partida y el ritmo de evolución de cada entrenado. El entrenado escoge el curso escolar y el tipo de sesión que quiere ver: automatización de la lectura, comprensión lectora u ortografía.

¿Qué es Glifing?

Glifing es el resultado de los estudios que Montserrat Garcia, junto con la Universidad de Barcelona, hizo para ayudar a su hijo Mario, que padecía dislexia y estaba experimentando un gran fracaso escolar. El método Glifing nació para atender a los niños con dificultades de lectura. Pero el éxito de la plataforma demostró, poco después, que es óptimo para todos los niños en edad de aprender a leer, ya que permite detectar problemas de lectura desde el inicio, antes de que el niño empiece a tener fracaso escolar.

El programa se convierte en una herramienta que dota a las escuelas de recursos para fomentar la adquisición de competencias básicas en lectura y escritura. Además de trabajar de forma directa con los escolares con dificultades lectoras, ya sea en las escuelas, gabinetes de educación, asociaciones, fundaciones, hospitales… Glifing se encuentra en 22 provincias españolas y en nueve países diferentes: además de España, Andorra y Bélgica (donde Glifing es utilizado por un centro que atiende a niños con el español como lengua materna) fueron los primeros países donde llegó Glifing. Chile y Argentina, los primeros en Sudamérica, y después vinieron Uruguay, Panamá, Nicaragua y México.

Para más información: http://www.glifing.com

ComunicAcció
Comunicacció
Idiomas:

Noticias Recientes