Las colaboraciones con las universidades, una de las grandes apuestas de Glifing

  • Glifing ha firmado un convenio de colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, la UNAH, el cual se suma a los que ya tiene con otras universidades, como la Universidad de Barcelona o la Universidad de Salamanca. 
  • Estos convenios permiten a Glifing elaborar estudios de campo para estar al día en el conocimiento de la realidad lectora de las aulas escolares y, así, adaptarse a las necesidades de los alumnos.
  • El trabajo con las universidades tiene tres vertientes: Glifing como herramienta de investigación en lectura, como servicio a la población vulnerable y a través de las prácticas curriculares que permiten a los estudiantes acercarse a las intervenciones en entornos reales.

Barcelona, ​​12 de noviembre de 2019. La empresa catalana Glifing ha firmado un nuevo acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, la UNAH, para implementar Glifing como herramienta de investigación en la lectura, así como para atender a la población más vulnerable, es decir, a los niños con dificultades de lectura que no tienen posibilidad de acceder a un tratamiento por falta de recursos económicos.

El objetivo del convenio firmado, que tiene una vigencia de 4 años, es facilitar el uso de la metodología y el software creados por Glifing que permiten la evaluación y el tratamiento de las personas que tienen dificultad de lectura y aprendizaje, así como facilitar trabajos de investigación bajo esta temática. La utilización de este método informatizado permitirá que las especialistas del servicio de Neuropsicología del Aprendizaje de la UNAH aumenten su capacidad de atención 4 veces más y el paciente tenga la oportunidad de practicar a diario desde su casa (con el seguimiento en línea del especialista), logrando un mejor pronóstico y reduciendo el tiempo de intervención.

Y es que trabajar con las universidades ha sido una de las prioridades de la psicóloga Montserrat Garcia, creadora y directora de Glifing, desde que en 2008 se dirige a la Universidad de Barcelona para encontrar una solución a las dificultades de aprendizaje de su hijo pequeño, Mario, que fue diagnosticado de dislexia. Los estudios dieron lugar a la aparición de Glifing y, desde entonces, las investigaciones han continuado haciéndose con otras universidades.

Las colaboraciones con las Universidades tienen tres vertientes. Por un lado, se utilizan como herramienta de investigación, porque pueden ayudar a conocer el nivel de desarrollo de la lectura en las escuelas, proporcionando datos sobre el nivel de los estudiantes y profundizando en cómo mejorar la lectura en las escuelas.

En segundo lugar, dando servicio a la población vulnerable y sin recursos económicos, para que puedan tener un entrenamiento lector, al que no podrían acceder. En este segundo punto, cabe destacar que muchas Universidades tienen un área de atención gratuita al usuario, que es su aportación social. Ellos están en un espacio público, la Universidad, y como profesionales sienten la obligación de devolver a la sociedad esa ventaja que ellos tienen de trabajar en el ámbito de la Universidad pública. Así lo explicó a Glifing, por ejemplo, la doctora Mercedes Rueda, responsable de la Unidad de Atención de las Dificultades de Lectura (UADLE) de la facultad de Psicología de la Universidad de Salamanca (USAL). Y lo hacen, creando estos gabinetes internos que dan servicio a la población vulnerable y sin recursos económicos para poder afrontar un entrenamiento con un profesional.

Y, en tercer lugar, a través de las prácticas curriculares que permiten a los estudiantes acercarse a las intervenciones en entornos reales.

Los baremos y las universidades

Glifing apuesta para estar siempre al día de los baremos, es decir, en las medidas del nivel lector de los alumnos. Y lo hace de forma local. Es por ello, que necesita realizar medidas de una gran cantidad de estudiantes, de todos los cursos, de diferentes entornos sociales y lingüísticos, y trabajar los datos con herramientas estadísticas.

Por este motivo, las reuniones de trabajos con las universidades son continuas para valorar y aplicar los datos obtenidos. Así, el próximo 13 de noviembre está prevista una sesión de trabajo con la Universidad de Salamanca, para analizar los baremos obtenidos de evaluaciones realizadas en escuelas de Castilla.

¿Qué es Glifing?

El método Glifing nació para atender a los niños con dificultades de lectura. Pero el éxito de la plataforma demostró, poco después, que es óptimo para todos los niños en edad de aprender a leer, ya que permite detectar problemas de lectura desde el inicio, antes de que el niño empiece a tener fracaso escolar.

El entrenamiento se realiza con un ordenador o tableta, haciendo de la lectura un juego. Dedicando entre 15-20 minutos, durante cuatro sesiones a la semana, el niño trabaja con Glifing su capacidad lectora mientras juega. El programa permite trabajar, además, habilidades cognitivas como la memoria, la atención, así como la comprensión lectora.

El programa se convierte en una herramienta que dota a las escuelas de recursos para fomentar la adquisición de competencias básicas en lectura y escritura. Además de trabajar de forma directa con los escolares con dificultades lectoras, ya sea en las escuelas, gabinetes de reeducación, asociaciones, fundaciones, hospitales…

Para más información: http://www.glifing.com

 

 

 

ComunicAcció
Comunicacció
Idiomas:

Noticias Recientes